Claudio Orrego apuesta por la esterilización

en Entrevistas/Home

Comparte su casa con dos perros Golden por petición de sus hijos, quienes son los encargados de sus necesidades. En esta edición destacamos su iniciativa “Cuidado con el perro”, que ofrece esterilizaciones gratuitas en al menos 50 comunas del gran Santiago.

POR: Carolina Palma Fuentealba FOTOS: GONZALO MUÑOZ F.

Es el Intendente de la RM, el rostro que vemos cada vez que hay que autorizar marchas, celebraciones y cualquier evento que involucre a la región. Por ese motivo es quien ha promovido durante su mandato un programa que aspira a reducir la cantidad de perros sin esterilizar, ¿te suena? Se trata de “Cuidado con el perro”, que apunta a mejorar su calidad de vida y la disminución de abandonos.

Claudio Orrego (DC) es un hombre que desde su infancia estuvo cerca de los animales; recuerda que cuando niño tenía el típico quiltro, además de gallos y cuyes. Veraneaba con su familia en el campo, así es que su acercamiento a los animales se dio de forma natural. Comenzó andar a caballo con sólo 2 años, y era común que sacara leche a las vacas en la mañana. “Tuve una relación ambivalente también, porque de chico cazaba conejos con trampas, porque se comían las hortalizas. Lo hice porque era parte de la tradición del campo (los conejos son una especie inducida en Chile, y son una plaga). Por supuesto que ahora no cazo ningún animal”, advierte.

Vive con su esposa y sus cuatro hijos: uno de 24 años, mellizos de 20 y el más chico, de 12. Siempre tuvo perros, pero acepta que su relación no es extremadamente cercana. “Te mentiría si te dijera que los perros son súper regalones conmigo o que me acompañan para todos lados. Se quedan en la casa cuando salimos de vacaciones. No cuidan nada, eso sí. ¡Nos robaron los computadores y bicicletas con los perros aquí (ríe)! Esta es una familia grande, tengo 4 hijos, y el chico es el que más ha pedido los dos perros que tenemos ahora. Son juguetones, rompen el jardín, pero los cuidamos porque son parte de la familia”, asegura con toda sinceridad.

Hablamos de Maya, de 5 años, y Toby, de sólo 1 año. Para la fotografía sólo logramos captar a Maya, porque el macho corría como loco para todos lados.

¿Cómo llegaron Maya y Toby a la casa?

A la Maya la compramos, y al chico lo trajimos del campo. Allá una perrita tuvo 9 cachorros, y el chico se encariñó. Lo vendían muy caro, así es que no lo compramos. Al final no lo pudieron vender, así es que nos regalaron uno.

¿Están siempre en el patio?

La Maya en invierno duerme adentro. El Toby es una bestia, entonces lo dejamos en el patio de la cocina. Es tan loco que a mi hijo chico, quien tiene la responsabilidad de sacarlo a pasear porque él lo pidió, a veces le cuesta porque tiene mucha fuerza y energía.

Si hablamos ahora de problemáticas macro. ¿Qué le impresiona de la realidad de los perros en Chile?

La gente cree que todavía vive en el campo, tira al perro para afuera todo el día y eso genera enormes problemas, porque pueden adquirir enfermedades o sufrir accidentes. Si hablamos de salud pública, rompen y esparcen la basura. También problemas de seguridad, porque se forman jaurías que pueden atacar a personas u otros animales. Comencé a preocuparme del tema desde que era alcalde de Peñalolén. Ahí ahondé en la tenencia responsable de mascotas, en las esterilizaciones, en la importancia de tener un veterinario en la comuna. No había, así es que creé un departamento de Zoonosis con cuatro veterinarios, veterinario móvil, dos clínicas, plan de esterilización y plan de adopción, en mis dos periodos como alcalde.

Y ahora comenzaron a hacer lo mismo en la Intendencia…

Cuando llegamos a la Intendencia nos dimos cuenta que teníamos más plata, y sacamos el programa “Cuidado con el perro”. Llevamos más de 110.000 esterilizaciones, queremos llegar a 200 mil. Trabajamos con 50 comunas, de hecho, estos días he estado firmando los convenios de este año. También llevamos 570 talleres en colegios, para que la gente asuma que tener mascota trae consigo derechos, pero también deberes. Las mascotas tienen dueños, y no pueden estar en la calle.

¿Cuál es la situación de los perros en nuestra región?

Existen 2 millones y medio de perros abandonados, y de ellos 1 millón 800 mil viven en la Región Metropolitana. De estos, 1 millón 700 mil tiene dueño y casa, pero sus amos permiten que deambulen por las calles (estos son los que se cruzan y aumentan la población de perros callejeros). Hay casi 100 mil perros sin dueño, que se clasifican en vagabundos y de vecindario. A los primeros nadie los alimenta y no tienen mayor contacto con las personas. A los de vecindario los alimenta el kiosquero, las fundaciones, cualquier persona, pero nadie es el dueño oficial. Podemos afirmar entonces que en total unos 520 mil perros andan sueltos por las calles del Gran Santiago.

¿Cuántas esterilizaciones gratis quedan actualmente y cuáles son los requisitos para obtenerlas?

Nos quedan aún 70.000 esterilizaciones y 70.000 microchip para identificar. Las esterilizaciones se gestionan por medio de los municipios y se realizan en los centros veterinarios de las mismas municipalidades o en clínicas privadas contratadas por éstas. También se realizan operativos móviles. Toda la información de contacto para la inscripción y entrega de los servicios se encuentra en la web www.cuidadoconelperro.cl y también en las webs municipales. Los requisitos para obtener los beneficios del programa son pertenecer a la Región Metropolitana de Santiago, ser dueño o apadrinar a un canino callejero, ser mayor de 18 años, y que la mascota tenga más de 4 meses de edad.

¿Qué opina de la nueva Ley de Tenencia Responsable que pronto se aprobaría?

No conozco el detalle, pero sí que los municipios reclaman con razón porque se establecen más obligaciones, pero no se le ponen los recursos. Me parece un tema de salud pública y educación cívica. La educación cívica tiene que ver con los deberes y derechos ciudadanos. Ellos también tienen derecho a ser respetados y, por otro lado, hay responsabilidades, como pasearlo con correa, recoger la caca, que no lo dejen botado. Creo que poco a poco cambia la cultura en Santiago, pero falta mucho por recorrer.

¿Las nuevas generaciones están más conscientes?

Sí, lo veo en mis hijos. Los niños se indignan cuando se nos salen los perros en la mañana, tanto por la seguridad de los perros como por las personas. Me parece bonito, porque saben que todos tenemos derechos, tenemos que aprender a vivir en comunidad

¿Qué opina del rodeo?

Es una de las tradiciones de nuestro país. Hay que compatibilizar un deporte que ha sido parte de la tradición chilena con el no maltrato animal. El rodeo viene del rodeo del animal. Uno, para gente que no conoce el campo, cuando se anda arriando los animales, se les guía para todos lados. ¿Se puede hacer eso sin causarle daño al animal? Yo creo que sí, y el rodeo ha ido tendiendo a ese lugar también. Hay que compatibilizar las reivindicaciones, muchas veces válidas, animalistas, con una tradición del campo chileno.
Pero en el rodeo se ganan puntos por pegarle en ciertas zonas al animal… Los animales salen maltratados igual.
Hay que compatibilizar. La vida del campo es una vida dura también. Yo salía a rodear animales, no en un rodeo, y tenías que empujar a los animales. Esto no es una realidad de cero contacto. ¿Cómo se hace esta tradición chilena, ojalá no causándole daño al animal? Me parece parte de lo que se está trabajando hoy. Hay gente que no quiere nada con el rodeo, esa es una reivindicación que no cuestiono, pero costará mucho que se elimine algo tan parte de la tradición nacional. Sí es posible que se practique el deporte sin maltratar a los animales.

¿Qué le parecen las críticas a los zoológicos?

Los zoológicos han ido cambiando en el mundo. Muchas veces son centros para animales rescatados, como el de Buin o de Santiago. Ahora, me gustaría que los zoológicos chilenos avanzaran en la lógica de los de otras partes del mundo, con más espacio. Hace poco fui al de Buin, y por el terreno que tienen, avanza en esa línea. Además es un espacio educativo. La gente no aprende a respetar un animal viéndolo en las películas, tiene que conocerlos. No comparto la actitud agresiva de quienes van e insultan a quienes visitan los zoológicos o hacen campaña anti-zoos, porque conozco a las personas que trabajan ahí. Y quieren a los animales.

 

Último de Entrevistas

Ir a arriba