Dieta saludable: La lista prohibida para tus animales

en Datos/Home
Gray cat and golden retriever
Gray cat and golden retriever

Perros y gatos son carnívoros y su alimentación debe ser rica en proteínas y baja en grasas y carbohidratos. pero, ¿qué pasa cuando tu regalón es dulcero o le gustan las frutas? Cynthia Valdivia, veterinaria de la Universidad de Chile y de la clínica BonAmie nos aclara las dudas y entrega las claves para que tu mascota goce de buena salud.

Por Carola REYES.

Sí y no: frutas y verduras

Es normal que algunos felinos las consuman, sin embargo, no deben ser la base de su dieta. Sólo el 10% puede provenir de manzanas, pera, melón, espinacas o zanahorias, ya que aportan potasio, antioxidantes, vitamina B y acido fólico, entre otros nutrientes. Eso sí va a depender de cada gatito o perrito: hay algunos que los toleran bien mientras que otros, por exceso de fibra, presentan diarreas transitorias. En esos casos se debe suspender su consumo. Absolutamente prohibidos la cebolla y el ajo, porque producen anemia y alteraciones gástricas.

No: pasteles y golosinas

Se debe evitar el consumo de alimentos procesados ricos en azúcar, sobre todo del gato, cuyo mecanismo para mantener la glicemia es muy diferente y no depende exclusivamente del consumo de azúcares para ser constante a lo largo del día. Por otro lado, tanto perros como gatos obesos y sedentarios pueden sufrir diabetes. El chocolate está en la lista negra, ya que además de provocar problemas digestivos, altera el sistema nervioso.

No: Leche de consumo humano

Las concentraciones de proteína, grasa y azúcar, entre otros nutrientes, son diferentes en todas las especies por lo que, si no es la leche indicada, generará problemas gástricos graves en lactantes, ocasionando deshidratación y desnutrición que pueden llevar a la muerte. Como se muestra en la tabla, la leche de vaca es muy diferente en sus concentraciones nutricionales a la de perra o gata, por lo que no se le debe dar a nuestras mascotas. El mercado ofrece sustitutos de leche materna para cada especie, a bajo costo. Y los animalitos que ya presentan su dentición completa deben dejar de tomarla, ya que en la naturaleza la mamá los desteta cuando ellos empiezan a morder.

No: Comida casera de interiores y menudencias

Es inadecuada porque pueden haber excesos, por ejemplo, de sodio, ya que cocinamos con mucha sal, y carece de aminoácidos esenciales para cánidos y félidos. Además, menudencias como panitas y contres presentan altos índices de grasas, por lo que deben evitarse, sobre todo por gatos. Se debe tener en cuenta, además, el peligro que representan los huesos de vacuno o de pollo, ya que generan desde leves transgresiones alimentarias hasta obstrucciones intestinales graves que sólo se resuelven con cirugía.

No: bebidas gaseosas

No deberían ser consumidas por su alto nivel de colorantes, cafeína, azúcares, etcétera. Si queremos regalonear a nuestro gatito o perrito existen premios (bombones, galletas especiales) que no generan alteraciones digestivas.

No: pellets equivocados

Las dietas de pellet están formuladas para cada especie, con proteínas, grasas, carbohidratos y fibras específicas, entre otros nutrientes. Incluso están diferenciados en tamaños y formas. Pero si accidentalmente el perro se come el alimento del gato o al revés, en casos severos podría generar alteraciones digestivas transitorias. Claramente se debe evitar.

No: carnes crudas

Está prohibido el consumo de alimentos de origen animal crudos, sin importar la especie. Es causa de patologías graves tanto en los perros como en los gatos y en nosotros mismos, por la transmisión de agentes parasitarios como la equinococosis y triquinosis. ¿Pescado crudo para el minino? Jamás. ¿Espinas? Absolutamente no.

LAS CONSECUENCIAS

¿Qué enfermedades genera una mala dieta?

* Una alimentación basada en pellets de baja calidad o en comidas caseras puede causar enfermedades a corto, mediano y largo plazo, como diarreas, vómitos, úlceras, síndromes de mala absorción y digestión. A largo plazo habrá deficiencia de nutrientes esenciales y desnutrición severa, afectando todos los sistemas del organismo, desde el inmune hasta el endocrino, pasando por el nervioso, el reproductivo y el urinario, entre otros. Trasciende al sistema digestivo.

¿Cuáles son los signos de una intoxicación alimentaria en perros y gatos?

* Los síntomas tempranos incluyen decaimiento, somnolencia, anorexia, deshidratación, nauseas, vómitos y diarreas fétidas.

¿Qué debo hacer si creo que mi mascota está intoxicada?

* Se debe ir a la clínica veterinaria más próxima para determinar la gravedad del cuadro y su tratamiento. Actualmente hay ecografías, servicios de laboratorios completos e incluso endoscopías para tratar a pacientes que presenten cuadros digestivos producto de alteraciones en la dieta.

Último de Datos

Ir a arriba