Ignacia Allamand & Cumbia ”Es una tremenda compañera”

en Entrevistas/Home

Hace dos años sintió que era el momento de adoptar, y no dudó en hacerlo cuando le dijeron que “Cumbia” había sido rechazada varias veces porque no tenía cola. Ella de verdad es adorable, sus ojos expresivos cautivaron…, y fue una modelo profesional en la sesión de fotos.

POR: Isabel Pinto G. – FOTO: GONZALO MUÑOZ F. Maquillaje y pelo: Sole Donoso A. – Agradecimientos a Hotel Director

La actriz Ignacia Allamand es inquieta; cuando chica quería ser “turista”, porque le encanta moverse de un lado a otro; siente que gracias a su profesión lo ha logrado, ya que ha podido viajar y conocer otras culturas, pero la actuación es sólo una de las labores que desempeña. Reconoce que ser actriz es una de las cosas que más le gusta hacer y es lo que le ha permitido ser conocida, pero también es conductora de radio, traductora inglés-español y tripulante de catamaranes; disfruta trabajar en los botes porque le encanta estar en el agua. “La verdad es que siempre estoy abierta a relacionarme con algún proceso creativo que tenga que ver con inventar algo, escribir. Me gusta estar y tener la cabeza activa”.

La conductora de la “Comunidad sin anillo” (radio Concierto), siempre se ha sentido atraída por los perros; le encantan los cachorros, y recuerda que cuando pequeña incentivaba a que en su casa hubiera perros. Sin embargo, Cumbia es la primera perrita de la que se ha hecho 100% cargo; ”cuando estuve casada tenía dos perros”. El 2015 decidió que había llegado el momento de tener un can, y comenzó a buscar una perrita para adoptar.

¿Cómo conociste a Cumbia?

Cuando andaba buscando una perrita para adoptar esta cachorra se me aparecía en todos lados, hasta que llamé para preguntar qué es lo que pasaba. La Paula, que era la niña que la estaba dando en adopción, me dijo que mucha gente llamaba para preguntar por ella, pero que no la adoptaban porque no tenía cola. ¡No tenía cola, me dio tanta pena!. Me imaginaba a la gente diciendo “hola, me gusta la perra, ¡ah, no tiene cola! No,  ¡ya chao!”. Dije “la quiero”, y a los dos días me la trajeron a la casa, firmé un compromiso de adopción, de esterilización, y aquí estamos.

¿Por qué no tiene cola?

La encontraron así, estaba en una plaza, era muy chiquitita y tímida, tenía como dos meses. La adopté porque cumplía con las características que necesitaba, era chiquitita y livianita; además se me venían por delante dos meses en que yo sabía que iba a estar tranquila de pega, así es que dije “este es el momento”. Quería pasar mucho tiempo con ella para que fuera simpática, bien entrenada, y no una perra desagradable.

Los cachorros son muy inquietos, ¿fue complicado educarla?

No, porque pasé mucho tiempo con ella. Los dos primeros meses prácticamente no me despegué, estaba con ella 24/7, se hacía pipí adentro y altiro la retaba o castigaba y la bajaba a hacer pipí. La bajaba muchas veces al día, porque los cachorritos hacen a cada rato; después le enseñé a hacer en el diario en la terraza, a andar en auto, a irse en el suelo. Quería una perra que me pudiera acompañar a todos lados, también que fuera fácil de dejar encargada.

Se porta muy bien…

Sí, aunque se comió zapatos y mordisqueó muebles, pero como al principio pasé tanto tiempo con ella la pillaba haciendo todas las maldades y le hacía ruido; como es tímida dejaba de hacerlo, se nota que en sus dos meses de vida, aunque hayan sido cortitos, no lo pasó tan bien, entonces aprende rápido y es súper inteligente.

Cuando nos reunimos para hacer la entrevista la llamé y sólo me miró. Ahora que estoy a tu lado tiene sus manitos apoyadas en mis piernas mientras le hago cariño. ¿Es desconfiada?

Se asusta, es media desconfiada al principio, pero si se vuelve a encontrar contigo te va a reconocer y a saludar, es súper sociable.

¿Por qué le pusiste Cumbia?

Como no tiene colita se le abren las patas de atrás, entonces queda como con “pata de cumbia”, y me pareció que es un nombre simpático. Siempre mi educación y entrenamiento para ella fue para que fuera una perrita simpática, para que yo llamara a una amiga y le dijera que si me la podía cuidar el fin de semana y me dijera “¡sí!”.

¿Cómo es tu relación con ella?

Soy la mala de relación, porque todo el mundo le hace un montón de cariño, pero ella es insaciable, puedes estar todo el día haciéndole cariño. Yo le hago, pero no le aguanto que esté todo el día arriba mío, ni que duerma en mi cama a menos que yo la invite.

¿Y te hace caso?

Sí, aunque en la noche de repente me quedo dormida y siento que sube una pata, la otra, después ella y se queda calladita en un rincón, como en una esquinita, y se empieza a mover despacito. Le digo “¡Cumbia, abajo!”, y se baja.

¿Qué haces con ella cuando viajas?

Me la cuida mi mamá, mis amigas, nunca me ha faltado. La llevo a sus casas con su comida, su camita; por lo general por la radio tampoco hago viajes tan largos, son cortitos, así es que me la cuidan siempre.

¿Cómo reacciona cuando la vas a buscar?

Siempre es súper feliz de verme, pero está súper acostumbrada, se porta súper. Cada vez que la encargo en una parte nueva me dicen que es exquisita.

¿Qué cosas hacen juntas?

Todo. Andamos en bici, le mandé a poner un canasto atrás a mi bicicleta, va conmigo a la radio todos los días, si voy a la casa de una amiga donde la puedo llevar la llevo, anda todo el día para arriba y para abajo conmigo. Paseamos “ene”, vamos mucho a la plaza, a la playa, le encanta; aparte que es como un conejo, la suelto y es rápida, una liebre. Vamos a la plaza y corre, se lleva súper bien con otros perros, con los gatos, la he dejado encargada en casas donde hay gatos y no pasa nada, es una princesa.

¿Por qué decidiste adoptar?

No lo pensé mucho, había tenido perros de raza, pero no andaba buscando una raza determinada, además que son caros. Quería un perro chico y no estaba dispuesta a gastarme 300 lucas. Tenía la idea de que fuera negra porque había escuchado que cuesta mucho que las adopten, pero lo más importante era encontrar una perra que fuera chiquitita y cachorra, menudita, porque mi departamento es chiquitito, vivo súper austeramente.

¿Qué opinas de la frase “no compres un perro de raza, adopta uno sin casa”?

Tengo una visión de la vida en que cada uno tiene que hacer lo que se le cante, y vivir su vida como mejor le parezca. Tengo una manera de hacer las cosas, y soy súper reacia a que me vengan  a opinar, entonces soy consecuente y tampoco opino de lo que hacen los demás. Creo que si tú quieres un Bulldog, un Dálmata o un Gran Danés, estás en todo tu derecho; esos perros también necesitan personas que los quieran.

¿Cuál es tú opinión del rodeo?

No lo comparto para nada, me parece que hacer sufrir un animal por jugar es absurdo. No voy, no lo miro, pero también entiendo que hay gente que piense distinto.

¿Qué te parece que haya municipios que lo estén suprimiendo en sus comunas?

Me parece fantástico, ojalá pasara en el país completo, que no se hiciera más, pero también empatizo con la forma de pensar  de algunas personas que tendrán sus propias razones para vincularse a una actividad que a mí me parece nefasta. Si la decisión dependiera de mí lo prohibiría todo, los animales de circo, el rodeo, las plazas de toro, incluso los zoológicos.

¿Algún mensaje respecto a la tenencia responsable de animales?

Que recojan la caca de los perros, ¡por favor! Que les pongan collar. Estoy cansada de gente que me dice “perdí mi perro, no tiene collar ni chip, ni ninguna identificación”; qué te cuesta ponerle collar al perro, es tan básico, es lo primero que tienes que hacer cuando llega una mascota a tu vida, la tienes que identificar. También que sean felices y no se metan en la vida del resto.

Ignacia hace un alto y señala: “Cumbia es la única responsabilidad real que tengo; todas las otras cosas, como los trabajos, el arriendo, son compromisos que de alguna manera dependen de tu vida y de los cambios que vayas tomando. La única cosa absoluta y completamente estable que tengo es la Cumbia, y mi sobrina. Es mi aliada, la humanizo súper poco, cuando hace mucho frío le pongo un chaleco porque salimos tarde de la radio y las primeras veces llegaba con frío, porque andar en bicicleta cuando está helado… Entonces le pongo un abrigo para que no le de frío, pero es mi perra y yo soy su ama y señora (ríe), ella es una tremenda compañera”.

Viajes…

Recientemente estuviste en la promoción de la película “Hazlo como hombre”. ¿Te sorprendió que el público la recibiera así?

Increíble, rompimos récords; nunca nos esperamos tener una película que en su primer fin de semana se pusiera en tercer lugar en la historia del cine mexicano.

¿Crees que en Chile tendrá una recepción similar?

Lamentablemente no tiene fecha de estreno en Chile… Lo que sí vamos a estrenar acá es una película protagonizada por la Paz Bascuñán, la secuela natural de “Sin Filtro”, aunque es una historia completamente independiente que se llama “No estoy loca” y que se estrena el 4 de enero.

Ariel Levy es uno de tus mejores amigos, ¿qué te parece trabajar con él?

Trabajar con Ariel y Nicolás (López) es increíble. Ariel está radicado en México, así es que usamos mucho Facetime. Somos como hermanos, amigos hace muchos años; el trabajo nos ha acercado, nos conocimos en la primera teleserie que hicimos, que se llamaba “Vivir con 10”; después nos fuimos conociendo más con las películas de Nicolás, hemos viajado un montón. Somos súper amigos y no somos pololos; la gente piensa que venimos escondiendo una relación hace 10 años, lo que es un poco absurdo. Para mí Ariel es como un hermano.

¿El programa la “Comunidad sin anillo” te ha acercado al público?

Absolutamente, me han conocido desde otro lugar, que tiene que ver con la forma de pensar, de vivir, porque como actriz eres un personaje; puedes ser buena actriz, mala o más menos, y el personaje puede explotar o no por lo que provoque la teleserie en ese momento. Pero que haya un grupo de gente que te siga por tus ideas, por lo que piensas, que se sienta con la confianza de llamarte por teléfono y contarte sus rollos, eso a mí me parece increíble, porque es una comunicación súper directa. Me gusta mucho mi trabajo en la “Comunidad sin anillo”, me gusta hablar con la gente, desde ti, sin ningún tipo de censura ni línea editorial.

Mira el video del Backstage

 

Último de Entrevistas

Ir a arriba