Ley de Tenencia Responsable: Los reglamentos de la discordia

en Actualidad/Home

Dos propuestas de nuevas medidas para incorporar a la Ley de Tenencia Responsable encendieron las alarmas de dueños de mascotas y autoridades, dejando en claro –otra vez– que los animales son parte de la familia para buena parte de la sociedad.

Por Carola Reyes

Comenzó como una nota más de prensa que daba cuenta de la consulta pública sobre la tenencia de mascotas que estaba realizando el Ministerio de Salud a través de su sitio web. Pero en un par de horas, los dueños de animales de compañía, grupos animalistas, abogados e incluso autoridades alzaron la voz para reclamar contra varios de los artículos del reglamento en cuestión.

Se trata de la última polémica que puso a los animal lovers en el tapete, luego que en noviembre el Minsal pusiera a disposición de toda la comunidad la propuesta del “Reglamento de condiciones de higiene y seguridad para la mantención de animales en casas habitación y locales públicos y privados”, una serie de 35 reglas sugeridas para incorporar a la Ley 21.020 sobre Tenencia Responsable (que muchos llaman Ley Cholito) y que estuvo en consulta pública vía online hasta mediados de diciembre. En resumen, lo que hacía ese texto era regular el tipo de especies permitidas, la cantidad y condiciones de higiene y seguridad.

Los artículos que sacaron ronchas, y que luego fueron eliminados del texto original tras los duros cuestionamientos, fueron los relativos a la cantidad de animales permitidos por metro cuadrado (establecía un máximo de uno por cada 100 m2 tratándose de perros o gatos, y solo uno si se vivía en departamento, cualquiera fuera su tamaño) y la prohibición de dar refugio, alimentar y dar agua a los perros que viven en la calle.

De este modo, la propuesta de reglamento que finalmente se consultó quedó con estos principales tópicos para que la ciudadanía enviara sus comentarios:

• Los propietarios de mascotas o animales serán responsables de los daños o molestias que éstos ocasionen a otros.

• Mascota o animal de compañía son los animales domésticos o domesticados, cualquiera sea su especie, que sean mantenidos en la casa, locales públicos o privados para recreación, compañía o seguridad.

• Animal peligroso es todo aquel que ha sido calificado como tal de acuerdo a la normativa vigente, basándose en la información científica y las opiniones de expertos, incluyendo aquellos que han protagonizado episodios de agresiones. Su tenencia requerirá de condiciones especiales para su cuidado (espacio, cierres perimetrales, sistema de sujeción fijo, etcétera), y los ataques provocados por estos a personas externas que ingresen al domicilio con la autorización de sus propietarios será de responsabilidad del dueño del animal. Además, deberán circular en espacios públicos y de uso común provistos de bozal, correa de sujeción y bajo la supervisión de un adulto responsable.

• En el caso de mascotas o animales de compañía se deben cumplir con condiciones estructurales, de resguardo y de manejo higiénico-sanitarias que eviten situaciones de riesgo o molestias para la comunidad.

• Cuando tu mascota sea un perro se debe mantener al interior del domicilio, destinándole un espacio apropiado a su naturaleza y tamaño; proporcionarle alimento adecuado a sus requerimientos; asegurar que su circulación, tanto en la vía pública como en espacios comunes, se efectúe bajo control y supervisión de personas mayores de 18 años de edad. Deben ir con correa.

• Los perros deben ser identificados y registrados según indica la ley 21.020. Se deben desparasitar y vacunar periódicamente.

• En el caso de otros animales de compañía, distintos a los perros, la propuesta de reglamento dice que se debe destinar un espacio apropiado, acorde a la necesidad y condición del animal, así como su naturaleza y tamaño, proporcionarles alimento y agua adecuado a sus requerimientos y cuidados sanitarios de acuerdo a sus necesidades.

• El transporte de mascotas o animales en ascensores debe hacerse bajo la supervisión del dueño, respetando las normas del reglamento de copropiedad. Quedan excluidos de restricciones los perros de asistencia, los de uso policial y los de rescate.

• Ante brotes de zoonosis o epizootias, los responsables de mascotas estarán obligados a cumplir con las disposiciones que establezca la autoridad sanitaria.

• Los dueños de perros deben recoger las heces cuando estos defequen en la vía pública.

• Se prohíbe el abandono de animales, que será sancionado de acuerdo a lo establecido en el artículo 291 bis del Código Penal. También está estrictamente prohibido el abandono de animales muertos o sus despojos en lugares de uso público.

• Las municipalidades estarán facultadas para rescatar a todo animal que no tenga identificación, encontrado en lugares uso público, pudiendo entregarlo a una de las entidades sin fines de lucro inscritas en los registros para sanitizarlo, esterilizarlo y reubicarlo al cuidado de alguna persona u organización que asuma su tenencia responsable.

EL OTRO REGLAMENTO CUESTIONADO

Paralelamente, la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) también tuvo su propia propuesta de reglamento para la misma ley 21.020 en consulta a la ciudadanía, también a través de su página web. Y también generó polémica por establecer la facultad de los jueces de dictar la eutanasia de perros potencialmente peligrosos en su artículo 16, lo que está prohibido en la Ley de Tenencia Responsable.

Algunas de sus disposiciones en consulta indicaban:

• Toda mascota o animal de compañía deberá recibir buen trato de parte de su dueño y comunidad en general, sin ser sometidos a sufrimientos como el abandono, maltrato, crueldad u omisiones (cubrir sus necesidades físicas y sanitarias).

• Las normas de tenencia responsable se aplicarán a cualquier especie

• Quien tiene animales mascotas bajo su cuidado, es responsable de su adecuada identificación e inscripción en el Registro Nacional de Mascotas o Animales de Compañía. El cambio de dueño se efectuará mediante un certificado de transferencia.

• Toda mascota debe tener un sistema de identificación permanente de acuerdo a su especie y talla, aplicado por un médico o un técnico veterinario supervisado. Para perros y gatos, es requisito el microchip, además de otros sistemas de identificación visibles.

• Todo dueño de mascota debe satisfacer las necesidades físicas como sanitarias, de comportamientos y ambientales que requieran las mascotas.

• Se debe incentivar su socialización, el juego y manejo adecuado de su comportamiento para mantener buena convivencia con el entorno.

• Los dueños debe brindar los cuidados veterinarios necesarios para la salud y bienestar según su especie.

• Las mascotas deben ser mantenidas dentro de su residencia, que deben contar con cercos perimetrales, rejas, mallas, u otros medios de contención.

• Evitar reproducción indiscriminada mediante esterilización u otras medidas de control reproductivo. Los dueños serán responsables de la reubicación de las crías.

• Establece condiciones para programas de esterilización masiva.

Último de Actualidad

Ir a arriba