Los gatos negros entre la belleza y la superstición

en Actualidad/Home

En países como Estados Unidos, muchos dueños de mininos de este color deben extremar los cuidados para protegerlos durante la noche de Halloween. En Chile no se ha llegado a esos extremos, pero hay otra realidad: demoran más en ser adoptados.

Black cat on a pumpkin

Si te gustan los animales y eres catlover, te costará entender por qué hay gente que mira a los gatos negros con recelo e incluso les temen, atribuyéndoles connotaciones negativas y supersticiones que durante octubre, a propósito de Halloween, reflotan, especialmente en aquellos países donde la Noche de Brujas es todo un rito. Por irracional que parezca, es cierto: hay personas que por el color de su pelaje los condena e incluso discrimina.

Así como es común que junto a las calabazas y otras decoraciones de Halloween veamos gatos negros, en países como Estados Unidos surgen espontáneamente campañas a través de las redes sociales para que los dueños de estos felinos cuiden a sus mininos en la víspera del 31 de octubre, haciendo llamados a que se mantengan en sus casas y eviten sacarlos, por temor a que se pierdan.

Pero, ¿de dónde viene tanta paranoia? Leyendas hay tantas como colores de gatos. Lo cierto es que en el antiguo Egipto fueron adorados como verdaderas divinidades, y en Reino Unido y Asia los gatos negros son considerados como animales de “la buena suerte”. Sin embargo, durante la Edad Media fueron asociados como criaturas de “brujas”, cuando eran mascotas de ciertas mujeres, y para otros eran verdaderas hechiceras en cuerpo de un animal (¿quién no ha escuchado eso de “si te cruzas con un gato negro tendrás mala suerte”?). Otros les atribuyeron poderes predictivos sobre la vida de una persona: si el gato aparecía…, ¡alguien iba a morir! … Todo por ser negro.

El punto es que en Estados Unidos hay refugios de animales que durante octubre no dan en adopción a gatitos negros, como medida protección.  Conocido fue el caso de la Animal Welfare League de Chicago que, hace un par de años, prohibió la salida de su tutela durante todo el mes. ¿El objetivo? Evitar que caigan en manos de fanáticos que los puedan usar para prácticas crueles y rituales. Incluso se han reportado casos de personas que adoptan gatos negros como accesorios para su disfraz de Halloween, y después los devuelven.

ADOPCIONES MÁS COMPLICADAS

Pamela Gaete, directora de Fundación Adopta, que rescata gatitos de todas las edades y los da en adopción cuando encuentran a la familia ideal, cuenta que no le ha tocado ver casos así, pero que “la manera de evitar que un gato o perro adoptado sufra maltrato, crueldad y descuido, es ser responsable al momento de entregarlo … Todo el tiempo, no sólo en estas fechas. Preguntar, comprobar y hacer seguimiento. No dar chance nunca a la posibilidad de que quede en las manos equivocadas”

Da luces sobre algo que sí es una realidad: los chilenos son recelosos a la hora de llevar un gato negro a su casa. “Lamentablemente hay mucho ‘requisito’ al momento de pensar en adoptar. La gente discrimina, a gatos y a perros, por razones como el color o la edad”. Agrega que “por lo general la adopción de gatos negros o gatas Carey es más difícil, y no por supersticiones precisamente. Todavía hay mucha gente que piensa que la ‘belleza’ tiene que ver con colores más claros, siendo que los gatos negros son verdaderas panteras pequeñas”.

¡AMAMOS a los gatos negros! … ¿Por qué?

1.- Cuando son guaguas…, son una bola de pelos negrita… ¿Quién se puede resistir a eso?

2.- Jamás dejarán rastro de pelos sobre tu abrigo…, negro.

3.- Si los felinos son naturalmente elegantes, uno negro es el non plus ultra de la sofisticación hecha gato.

4.-¿Qué más cautivador que esa mirada clara. contrastante con el manto azabache?

5.- Serás el afortunado de tener al “mini me” de una pantera en tu casa. No te rugirá, pero sí ronroneará.

Tags: