Los perros desconfían de las personas cuando están enojadas

en Home/Tendencias

Un estudio publicado en Animal Congnition reveló que si el dueño de un perro se dirige a su mascota irritado, el animal dudará a la hora de obedecerle, ya que los animales evitarían aventurarse frente a un terreno desconocido si su amo se lo pide en un tono de enfado.

can

 

Los profesionales de la Universidad Brigham Young en Estados Unidos, realizaron dos experimentos para analizar las respuestas de los animales de compañía cuando se ven expuestos a emociones positivas y negativas. En ambos casos, los participantes humanos señalaban a los animales un área que los perros explorasen y recogieran un objeto.

El objetivo era comparar la reacción de los perros cuando las personas se dirigían a ellos de buen humor y cuando lo hacían como si estuvieran furiosos, modificando su todo de voz.

La investigación pudo comprobar que los perros tardaban más o directamente no cumplían sus órdenes cuando los individuos se mostraban irritados. No se arriesgaban en una zona desconocida porque su dueño no le transmitía cofianza. “La presencia o ausencia de afectividad influye en el comportamiento de exploración de los perros”, afirma el estudio.

Conclusiones de otros especialistas

Akiko Takaoka de la Universidad de Kioto en Japón, afirma que los perros pueden usar su experiencia para evaluar si la persona puede ser considerada una guía confiable. “Los perros tienen una inteligencia social más sofisticada de la que pensábamos. Esta evolucionó selectivamente durante su historia con los seres humanos”.

Por otro lado el profesor de la Universidad de Bristol en Reino Unido, John Bradshaw, agrega que los canes prefieren que las cosas sean predecibles, por lo que cuando algo es desconocido, buscan otra alternativa. “Los perros cuyos dueños son inconsistentes tienen por lo general problemas de conducta”, añade el especialista.

Bradshaw concluye que los perros son más inteligentes de lo que se pensaba, pero esta inteligencia es muy diferente a la nuestra. “Los perros son sensibles al comportamiento humano, viven en el presente, no reflexionan sobre el pasado de forma abstracta o planifican para el futuro”, finaliza el cientifico.

Último de Home

Ir a arriba