Perrita mordió su pata para liberarse de una cadena

en Home/Tendencias

El humano de Treya fue asesinado hace cinco años, dejando a su perrita sola y desamparada.

Desafortunadamente, sufrió las consecuencias de vivir con una cadena atada fuertemente a una pata, así que decidió quitarse la pierna a mordiscos para poder liberarse.

Treya buscó refugió y vivió sola vivió durante cinco años, los vecinos la alimentaban y dejaban heno para darle calor, pero necesitaba mucha más ayuda. Un día Stray Rescue of St. Louis fue alertado sobre la ubicación de Treya por parte de un equipo de bomberos.

Gracias a ese llamado la vida de Treya cambió. Su cola comenzó a moverse cuando conoció a un nuevo amigo. Finalmente estaba dejando atrás su vida, ahora se recupera junto a un grupo de personas que la aman y la ayudarán a conseguir un hogar de por vida.

 

 

Último de Home

Ir a arriba